Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

A mi princesa de 23 años

Hay un ser maravilloso que me ha dado muchas satisfacciones y muy pocos disgustos. Un ser que cada vez hace que oriente mi vida hacia un rumbo norte ideal. Nunca le había compuesto nada y espero que, dentro de mis bondades y limitaciones, pueda realizar la creación literaria más bella nunca realizada por mí. Resumir, en verso, los principales momentos de nuestras vidas desde la perspectiva de un padre que, en el primer momento, el miedo le agobió, la ilusión le impulsó y, su angelical cara al nacer, me cautivó.
Este año cumple veintitrés años. Quiero hacer ese recordatorio por todas las personas que, siguiendo contigo en la distancia o en otra dimensión, han formado parte de tu vivencia y han marcado la forma tan dulce y tierna que siempre has tenido. Tu abuelo materno, al que cambiabas el semblante con tu sonrisa, tu bisabuela paterna a la que, aún con demencia senil, hasta hace pocos años siempre tuvo una sonrisa poco costumbrista en ella. El resto de abuelos, tus tíos, tus primos y…